Leaseing Operativo

Las diferentes formas de financiación de vehículos y cómo elegir la indicada para tu empresa

Dentro de las opciones más usadas para optar por un vehículo en el mundo corporativo son: el leasing operativo, el leasing financiero y la compra directa. Cada una con características propias y diferentes.

Entérese de más aquí

Cada vez más, las empresas reflexionan sobre los costes reales de su flota. En un mundo cambiante que avanza a pasos agigantados, el tiempo es un bien escaso y es en esa coyuntura donde las empresas se preguntan si tener una flota propia realmente es una decisión que ayudará a su crecimiento.

Líneas abajo te dejamos 4 señales que te animarán a considerar la modalidad de leasing operativo

1. El área de operaciones no se da abasto y se carga por trabajo minucioso operativo.

Al crecer, una empresa deberá adaptar sus procesos de acorde a la carga operativa que ingrese. A veces este crecimiento se da de manera desordenada por diversos motivos. Es preciso evaluar qué acciones se pueden llevar a cabo para potenciar al equipo operativo. Una de ellas es quitándole la carga operativa innecesaria que no esté estrictamente ligado al core del negocio.

2. Los impuestos que se pagan mensualmente son bastante altos.

Hay muchas formas de disminuir los impuestos mensuales. Una de ellas es externalizando algunos servicios. El leasing operativo calza perfectamente en esta necesidad y puede ingresarse como gasto mensual.

3. Algunos de los vehículos se averiaron por no realizar los mantenimientos a tiempo.

Controlar el plan de mantenimiento de uno o dos vehículos puede ser sencillo. Pero a medida que los vehículos se van sumando, se vuelve complicado tener el control de toda la flota. No sólo por el agendamiento de los mantenimientos, sino también por la selección de talleres de confianza. Puedes eliminar esta preocupación optando por el  leasing operativo, contamos con una red de talleres preferente y un grupo dedicado a la atención de conductores para la agendamiento de sus mantenimientos.

4. La empresa está creciendo y empieza a considerar opciones para seguir incrementando su rentabilidad.

Nuestra razón de negocio es liberar a nuestros clientes de gastos innecesarios ayudándolos a rentabilizar su inversión de dinero y recursos para que puedan lograr su gran objetivo, seguir creciendo como empresa.
 

Leer más Ver menos